Desarrollo - Fiebre - Lactancia y Alimentación - Pediatría en General - Recién Nacidos - Vacunación -
 Comparte
Facebook Twitter Digg Reddit Del.icio.us Stumble Upon Google BlinkList Technorati Mixx Windows Live Bookmark MySpace Yahoo Bookmarks Diigo

Lactancia y Alimentación

 Comparte
Facebook Twitter Digg Reddit Del.icio.us Stumble Upon Google BlinkList Technorati Mixx Windows Live Bookmark MySpace Yahoo Bookmarks Diigo

P. ¿Con qué frecuencia debo de poner a mi bebé al pecho?

P. ¿Qué se puede hacer para aumentar la leche?

P. Apenas pongo al niño al pecho, se duerme y al volverlo a dejar en la cuna, llora como su tuviera hambre. ¿Se estará alimentando mal? ¿Le doy biberón?

P. ¿Debo despertar a mi bebé para darle de comer?

P. ¿Por qué los recién nacidos toman muy poca fórmula o de plano se la pasan dormidos y no quieren comer?

P. ¿Es cierto que cuando me pongo furiosa, tengo un susto o estoy nerviosa, no debo darle de comer a mi bebé?

P. Mi niño alimentado al pecho hace muchas deposiciones en el día, semilíquidas, espumosas, con grumos de leche y de color verde. Una amiga me cuenta que al de ella le ocurría lo mismo y resolvió pasándolo a biberones, con lo cual las deposiciones se volvieron normales.

P. Mi leche es muy escasa, y al cabo de una semana el niño ha perdido peso. ¿Qué debo hacer?

P. ¿Debo suspender la lactancia mientras tomo medicinas?

P. ¿Cómo puedo saber que el bebé llora por hambre y no por otra cosa?

¿Tienes otra pregunta?
PONTE EN CONTACTO

 

 

 

 

 

LACTANCIA Y ALIMENTACIóN
P. ¿Con qué frecuencia debo de poner a mi bebé al pecho?
R. Hay que ponerlo al pecho cada vez que él lo pida. Es absurdo pretender educarlo desde el principio, imponiéndole un horario rígido porque, sabiendo como se debe que la secreción láctea es escasa al principio, es lógico que deba comer frecuentemente para llenar sus necesidades, y como ni el medico ni la madre pueden calcular cuanto come, hay que hacerle caso al organismo que si conoce sus necesidades; con razón se ha dicho que hay que creer mas en el estomago del niño que en el cerebro del medico.

Es posible que al comienzo haya un aparente desorden en las comidas, pero bien pronto, cuando la secreción láctea este completamente establecida, cada niño se impondrá su propio horario, que generalmente varia entre dos y cuatro horas. Si me preguntan si se debe dar durante la noche, contesto que si, hasta que el pequeño espontáneamente deje de pedir, cosa que generalmente ocurre alrededor de los tres meses.

Pretender someterlo a padecer hambre de noche para educarlo, es absurdo y lo único que se consigue con ello es disminuir la producción de leche. Por ello se recomienda también ponerlo siempre en los dos pechos. Ahora bien, si sobra leche la madre debe aprender a extraérsela manualmente, bien sea para dársela luego o para donársela a otro niño que la pueda estar necesitando.

P. ¿Qué se puede hacer para aumentar la leche?
R. El mejor estimulante de la producción y eyección de la leche es la succión frecuente del niño aunque influye también el que la madre este tranquila y bien alimentada. También puede ayudar un aumento en el consumo de líquidos, especialmente de leche, bebida de malta o agua de panela (azúcar sin refinar). Ahora existen algunas drogas que tienen la propiedad de aumentar la leche (lactogogos), pero es mejor que sea el médico quien las prescriba.

P. Apenas pongo al niño al pecho, se duerme y al volverlo a dejar en la cuna, llora como su tuviera hambre. ¿Se estará alimentando mal? ¿Le doy biberón?
R. Algunos niños se duermen apenas se les pone al pecho porque estaban pidiendo caricias y no alimento. Pero hay otros que realmente comen a plazos, bien sea porque su estomago es muy pequeño y se llena rápidamente o porque la leche no es fácil de extraer y se cansan. Un viejo truco para mantenerlos despiertos mientras comen es aplicarles agua fresca sobre la frente; jamas se debe pellizcarlos o molestarlos como recomiendan algunas comadronas empíricas. Tampoco es conveniente darles biberón, pues ello haría fracasar la lactancia materna.

Ahora bien, el recién nacido que insistentemente se muestra indiferente por la comida, debe ser visto por el medico, pues es probable que este enfermo.

P. ¿Debo despertar a mi bebé para darle de comer?
R. ¿Habrá cosa más deliciosa que el sueño? ¿A quien le gusta que lo despierten? ¿Quién dijo que el estómago del niño tiene reloj? Si no despierta por si mismo es que todavía no tiene hambre.

P. ¿Por qué los recién nacidos toman muy poca fórmula o de plano se la pasan dormidos y no quieren comer?
R. De hecho muchos recién nacidos demuestran pocos deseos de comer durante los primeros días, es normal incluso de las 24 horas del día duermen 22hrs. Y solo se despiertan para comer y es cuando se los deben de prender al pecho o darles formula.

P. ¿Es cierto que cuando me pongo furiosa, tengo un susto o estoy nerviosa, no debo darle de comer a mi bebé?
R. De ninguna manera. Las emociones fuertes, la ansiedad o el nerviosismo lo más que pueden hacerle son disminuir la leche, pero no la alteran en su composición al punto de que le pueda hacer daño al niño. Es una creencia muy extendida, pero no es cierta.

P. Mi niño alimentado al pecho hace muchas deposiciones en el día, semilíquidas, espumosas, con grumos de leche y de color verde. Una amiga me cuenta que al de ella le ocurría lo mismo y resolvió pasándolo a biberones, con lo cual las deposiciones se volvieron normales.
R. El consejo de su amiga no es bueno. Es normal que el niño alimentado al pecho haga deposiciones como las describe y no se justifica de ninguna manera destetarlo por ese motivo. Con el paso a leche no materna lo único que consigue es hacerse cargo de uno de los múltiples inconvenientes de la alimentación láctea artificial precoz, como es la constipación intestinal.

P. Mi leche es muy escasa, y al cabo de una semana el niño ha perdido peso. ¿Qué debo hacer?
R. Normalmente los niños nacen con un exceso de agua y reservas de grasa que les permite sobrevivir casi sin alimento durante los primeros días de vida, precisamente los mismos que tardara la secreción láctea en establecerse en firme. Esto explica que pierdan peso y ello no debe de ser motivo para que se recurra a la fácil solución del biberón.

P. ¿Debo suspender la lactancia mientras tomo medicinas?
R. En primer lugar, es necesario observar con que frecuencia las puerperas, por cuenta propia o por prescripción medica, toman mas drogas de las que en realidad necesitan. En un principio, el puerperio no necesita ningún medicamento y en caso de que sea indispensable, es el medico quien debe elegir el menos dañino para el niño. Un recurso es recomendar a la madre que le dé pecho inmediatamente antes de tomar la medicina.

Aunque es conocido que casi todas las drogas se excretan por la leche, afortunadamente lo hacen en cantidades tan pequeñas que no alcanzan a ocasionar daño; además se sabe que las de uso común, bien seleccionadas, no afectan al niño. Si por alguna circunstancia se impone tomar un medicamento abiertamente nocivo, se recomienda extraerse y tirar la leche durante los días en que esto suceda, y alimentar al niño artificialmente; de esta manera se preserva la alimentación natural para cuando cese el tratamiento.

P. ¿Cómo puedo saber que el bebé llora por hambre y no por otra cosa?
R. Efectivamente, los niños pequeños no sólo lloran por hambre; el llanto es el lenguaje con el cual comunican lo que sienten y desean. Es un error querer calmarlos siempre con comida. Hoy se sabe que esta practica es el origen de muchas obesidades, como ocurre con los adolescentes que satisfacen todos sus deseos comiendo.

Los recién nacidos son muy instintivos en materia de comida: toman exactamente lo que necesitan. Normalmente su estomago es muy pequeño y por eso piden comida con frecuencia. Si es así, hay que darles.


¿Tienes otra pregunta?
PONTE EN CONTACTO

 


El Logotipo es propiedad del Dr. Ramiro G. Villarreal G. y es Marca Registrada ® 2003-2014
El contenido de este sitio web tiene Derechos Reservados © Dr. Ramiro G. Villarreal G.
Se prohibe el uso o reproducción del contenido sin autorización del Dr. Villarreal


powered by emagen.com.mx